Maieutique Transcendante

EN RELACIÓN CON LA PROPUESTA DE INICIACIÓN

principios de iniciación

Definición de iniciación
Una iniciación, es una introducción, un aprendizaje.

A nivel espiritual, es recibir una enseñanza liberadora que no se transmite más que de manera individual.

Recibir la iniciación, es beneficiarse de la transmisión de las diferentes etapas de la práctica que proponemos.

Con nosotros, no hay una serie de iniciaciones, como es el caso en ciertas escuelas tradicionales. Sólo hay una iniciación, puesto que el uso de este término designa la recepción de la transmisión del conjunto de la jerarquía de las etapas y de las enseñanzas que permiten la progresión espiritual del practicante.

Carácter temporal de la iniciación
La iniciación es una transmisión espiritual que dura un número de años limitado. El carácter temporal de la iniciación distingue radicalmente ésta de las múltiples adhesiones espirituales que son adhesiones de por vida.

La recepción iniciática acaba con la transmisión de la última etapa de la iniciación.

El simbolismo del segundo nacimiento
La iniciación es temporal, porque tiene por objetivo introducir la persona que la recibe en un nuevo «estado de ser», en una vivencia interior particular, que llamamos simbólicamente «segundo nacimiento», porque se trata de una emergencia en una aprehensión radicalmente diferente de la vida humana.

En esta obtención de este «segundo nacimiento», el diálogo espiritual juega un papel importante, porque constituye una mayéutica, un alumbramiento espiritual que permite el descubrimiento en uno mismo de las Verdades de la enseñanza.

Quien ha recibido la iniciación se vuelve un «dos veces nacido». Su primer nacimiento era un nacimiento físico, el segundo es un nacimiento espiritual.

Pero resulta importante distinguir el “segundo nacimiento”, otorgado de manera meramente simbólica por unas iniciaciones rituales, del segundo nacimiento del cual hablamos, que se caracteriza por una capacidad de vivencia interior.

Ausencia de innovación
Ninguna innovación, nada nuevo, ni misterioso o extraordinario, en la enseñanza transmitida. Unas “comprensiones profundas” que modifican la estructura conceptual a través de la cual aprehendemos el mundo, antes de librarnos de la totalidad de los condicionamientos intelectuales, unas “tomas de consciencia” que nos encaminan hacia la constatación de una evidencia sublime. La evidencia de nuestras eternas libertad, felicidad y trascendencia.

¡Ojalá ESO pueda ser vivido por todos, sin esperar!

principios de iniciacion

LOS OBJETIVOS DE LA INICIACION

Dibujemos los objetivos esenciales de la iniciación que es propuesta

1 Primer objetivo

Impartir una auténtica iniciación tradicional, en el sentido que René Guénon daba a este término.

2 Segundo objetivo

Basarse en las Escrituras sagradas y en los Maestros que expresan la ortodoxia del Advaita Vedanta. No proponer una enseñanza sobre la No-Dualidad que, bajo el pretexto de adaptación, no constituya más que una forma de traición. 

3 Tercer objetivo

No encerrarse en una forma de neo-hinduismo, sino, por el contrario, desarrollar la perspectiva del universalismo al demostrar la convergencia de las grandes tradiciones.

4 Cuarto objetivo

Que la iniciación sea impartida por unos instructores que tienen una vida profesional y familiar, tomando a cargo unos grupos de participantes en una estructura totalmente descentralizada.

5 Quinto objetivo


Para reaccionar contra un conjunto de derivas modernas, que estos instructores no se presenten como Maestros o Gurús, sino como simples “amigos espirituales”, que guían a los que lo deseen en el Sendero que ellos mismos han recorrido. Los que están en busca de dependencia no tienen nada que hacer con nosotros.

6 Sexto objetivo


Utilizar el soporte de las técnicas del Asthânga-Yoga para conseguir vivir la Gnosis liberadora que las Verdades del Advaita-Vedanta expresan.

7Séptimo objetivo

Conservar el imprescindible carácter, no de ascetismo, sino de ascesis, de disciplina exigente, sin la cual la No-Dualidad no es más que una ensoñación sentimental. Dar la espalda con determinación a los planteamientos endulzados del “New-Age” y del “Neo Advaita” que rechaza las prácticas y disciplinas tradicionales y que están obsesionados por la búsqueda del bienestar pasional y de las satisfacciones egóticas.

principios de iniciacion

OBTENER LA LIBERACION

Definición de la Liberación

Existen diversas formas de iniciación, las unas de tipo exotérico, las otras de tipo esotérico.

La perspectiva esotérica, que es la nuestra, tiene como objetivo la obtención de la vivencia interior llamada Liberación (Moksa) en el Advaita Vedanta.

Por Liberación, se entiende la desaparición de la ilusión por la cual creemos estar prisioneros en el cuerpo, la mente, el tiempo y el espacio.

Así, cualquier forma de vida, desde el gusano hasta el arcángel, está prisionera en la ilusión del tiempo, del espacio y de una corporalidad específica. Vivencia de prisión que va acompañada de la atadura a las leyes de causa y efecto que rigen todos los mundos, ya sean físicos, psíquicos o espirituales. Que la condición de arcángel sea mucho más agradable que la de gusano no cambia nada el problema. Estar liberado significa dejar de sufrir las vicisitudes de este encarcelamiento ficticio y conocer la libertad y la beatitud que resultan de ello.

La liberación es posible

La Liberación es posible, no como la promesa en «otra vida», sino aquí mismo, en la existencia presente.

Resulta posible por el descubrimiento vívido de nuestro Sí (Atmâ), de nuestra Identidad real y trascendente más allá del cuerpo y de la mente, con los cuales cometemos el error de identificarnos.

Identidad que es de la misma naturaleza que el Absoluto (Brahman), que Dios, y cuya trascendencia va acompañada por una inmanencia que reside en el corazón de todas las formas de existencia. Una inmanencia debido a la cual lo Divino reside en nosotros mismos, como nosotros mismos.

Si bien la creencia es necesaria para emprender una búsqueda espiritual, el objetivo es poder pasar de la creencia al Saber. Este Saber, es el Conocimiento vívido de nuestro Sí, de nuestra Identidad trascendente que constituye una Gnosis, un Conocimiento liberador que llamamos «Realización espiritual” y que es el objetivo que la iniciación quiere alcanzar.

El acceso a esta experiencia

Es, por lo tanto, el acceso a esta experiencia, para todos aquellos que tienen la seriedad y la perseverancia requerida, lo que la iniciación se propone transmitir. Experiencia que no se podría recibir desde el exterior, sino que sólo se puede descubrir en «uno mismo», por «uno mismo», puesto que constituye la revelación de nuestro verdadero «Sí», de nuestra Identidad última.

Transmitimos las «herramientas iniciáticas», pero el trabajo y los resultados que resultan de ellas son asunto de cada uno.

Observación:

Algunos se han imaginado que la Liberación está reservada a los grandes Sabios. Al afirmar eso, no hacen sino expresar una resistencia secreta del pequeño ego que preserva así la ilusión de su existencia.

De verdad, la Liberación es posible para todos aquéllos que lo deseen.

No se puede simultáneamente venerar a los grandes Sabios y declarar que la Liberación les es reservada, mientras que estos mismos Sabios han dicho que es accesible para todos.

Una de dos:

O bien la Liberación no es accesible para todos y en este caso los Sabios que se han equivocado en un punto tan fundamental no tienen ninguna Sabiduría y no son unos auténticos Sabios.

O bien la Liberación es accesible para todos y los Sabios son auténticos Sabios.

principios de iniciacion

LA LEY DE LA MINORIA

U na aparente contradicción

Después de haber declarado que la Liberación es accesible para todos, vamos ahora afirmar que la Enseñanza de la Liberación sólo concierne, en cada generación humana, a un pequeño número de personas. En esta doble declaración: la Liberación es accesible para todos y su Realización sólo concierne a un número pequeño de personas, no existe ninguna especie de contradicción o paradoja.

La Liberación es accesible para todos, es un hecho.

Pero su Realización sólo concierne a una minoría, porque sólo un pequeño número de personas se interesan por su obtención y, entre este pequeño número, una cantidad aún menor está dispuesta a hacer los esfuerzos necesarios para esta obtención.

Una evidencia olvidada por algunos
Aunque todos los hombres sean potencialmente capaces de Liberarse, las iniciaciones tradicionales son, desde siempre, unos sistemas elitistas, no importa si esta palabra disgusta a algunos.

A partir de ahí, comprendéis por qué nuestra Cofradía iniciática no intenta reunir a un gran número de personas. Se dirige a «una minoría» de los que están decididos a efectuar con perseverancia un trabajo serio sobre ellos mismos.

En un sistema tradicional que no se ha pervertido y convertido en una difusión comercial, que permite a unos vivir de la enseñanza que imparten, esta enseñanza no se da a todos, comprender con todos «a todos los que pagan». Esta enseñanza se da a todos los que perseveran en el deseo de su recepción y en la necesidad de un trabajo interior.

Distinción entre los llamados y los elegidos
La diferencia entre los que se interesan por la obtención de la Liberación y los que no se interesan por ella, se compara tradicionalmente con una «llamada» y esta «llamada» proviene de la Gracia divina.

Si os interesáis por la posibilidad de la Liberación, si estáis leyendo este cuadernillo sin ver en ello una colección de sandeces, es que habéis sido «llamados».

Ya que todos los hombres pueden Liberarse, la Liberación es posible para vosotros.

¿Os vais a Liberar efectivamente?

Eso depende de vosotros.

¿Estáis dispuestos a hacer los esfuerzos necesarios para pasar de la minoría de los “llamados” al número aún más reducido de los «elegidos»?

Habéis sido «llamados» por la Gracia divina, o bien en lenguaje no devocional, por un deseo de Lo Único que se quiere conocer en vosotros mismos. Habéis sido «llamados», no porque unos ángeles hayan tenido la mala idea de molestaros en medio de la noche llamando a vuestra puerta, sino porque estáis en estado de «búsqueda espiritual». Vuestra «búsqueda» es vuestra «llamada».

Pero para pasar del estado de «llamado» al de «elegido», tendréis que superar muchas resistencias interiores. Porque, en vosotros, todo no desea lo espiritual; existen unos apegos, unas pasiones, unas oscuridades intelectuales que se oponen a ello.

Nuestra voluntad de selección
Está muy bien querer recibir la iniciación, pero en el marco tradicional, que es el nuestro, la pregunta que surge es la siguiente:

«¿Tenéis para ello las predisposiciones espirituales (adhikâra-dheda) requeridas, que hacen de vosotros una persona que tiene la estructura personal necesaria para recibir de manera adecuada la iniciación?»

Si hemos escrito este folleto es para ayudaros a contestar a estas preguntas y evitar de esta forma que los instructores pierdan su tiempo con unas personas, que no tienen las aptitudes necesarias.

Lejos de intentar reunir al mayor número posible de gente, un instructor o una instructora, se esmera en apartar de la recepción iniciática a las personas que demuestran no tener las disposiciones requeridas. Porque si todo el mundo es capaz de alcanzar Liberación, todo el mundo no tiene las disposiciones interiores para buscar esta Liberación con la sinceridad, la seriedad, el ardor y la perseverancia que son necesarios.

Ausencia de proselitismo
Para respetar la ley de la minoría, inherente a toda tradición esotérica, hay que evitar el proselitismo desordenado que no respeta la ley de la minoría, inherente a la eficacia de toda transmisión auténticamente esotérica.

El esoterismo, corazón interior de las tradiciones, sólo concierne a una minoría, no porque el Conocimiento esté reservado a una categoría de privilegiados, sino porque numerosos son los que no se interesan por ello y porque, entre los interesados, sólo una minoría realiza los pasos interiores necesarios.

Siempre ha sido así y siempre será así.

Ninguna «democratización» es posible en el ámbito de la iniciación.

Polarizad toda vuestra energía para formar parte de la muy pequeña minoría de los que tienen éxito y pueden de esa forma ayudar a los que están buscando.

principios-de-la-iniciacion